0

Subtotal: 0,00


No hay productos en el carrito.

 

«La acción rápida al inicio de un aprendizaje es sinónimo de esfuerzo y confusión, cosa que hace del aprendizaje un desagradable desempeño.»

Moshé Feldenkrais

LA IMPORTANCIA DE DAR TIEMPO EN EL APRENDIZAJE

No pretendo “enseñar”, sino facilitar el aprendizaje según tu nivel de comprensión y acción.

El tiempo es el instrumento más importante para el aprendizaje. Posibilitar a cualquiera, sin excepción, a aprender debería acompañarse tanto del tiempo necesario para asimilar la idea del movimiento como del esparcimiento para acostumbrarse a la novedad de la situación. Se debería contar con el tiempo suficiente para apercibirse y organizarse a sí mismo.

Nadie aprende con prisas ni apurándose. Por lo tanto, cada movimiento requiere del tiempo suficiente para repetirlo varias veces. Por lo tanto, repetirás el movimiento tantas veces como sea necesario según el tiempo del que dispongas. Cuando una acción se hace familiar, la velocidad aumenta espontáneamente y así su habilidad. No es tan obvio como cierto.

ELIMINAR EL ESFUERZO SUPERFLUO

El movimiento eficiente de cualquier tipo se consigue limpiando la maleza y eliminando el esfuerzo parásito superfluo. Éste es tan nocivo como defectuoso; simplemente cuesta más hacerlo. No se puede aprender a ir en bicicleta o a nadar sin el tiempo necesario para asimilar lo esencial y descartar los esfuerzos involuntarios e innecesarios que el principiante lleva a cabo en su ambición de no sentirse o parecerse incompetente.

Esforzarse, de alguna manera, quiere decir que una persona considera que, a no ser que se haga un mayor esfuerzo y empeño, no se alcanzarán los objetivos. La convicción personal de que la esencia de la incompetencia está en la raíz de la necesidad de esforzarse tanto como sea necesario, incluso cuando se aprende.

El consentimiento del esfuerzo revela la convicción personal de ser incapaz o no estar a la altura.

Solamente cuando hemos aprendido a escribir con soltura y placenteramente podemos escribir tan rápido como se desee o con letra más bonita. Sin embargo, al “intentar” escribir más rápido se consigue una escritura más ilegible y fea. Aprender a hacerlo bien, pero sin intentarlo.

BUSCAR EL PLACER Y PRESTAR ATENCIÓN

El placer relaja la respiración y se vuelve sencilla y fácil. Es menos importante aprender nuevas proezas o habilidades que llegar a dominar la manera de aprender nuevas destrezas. Te darás cuenta que se pueden obtener nuevas habilidades como consecuencia de prestar atención. Sentirás que te mereces la destreza conseguida, lo que añadirá satisfacción a la sensación placentera.

«Estos cursos son para ayudarte a convertir lo imposible en factible, la dificultad en facilidad, hermoso de ver y agradable de hacer»

Moshé Feldenkrais

INSISTIR EN EL MOVIMIENTO CÓMODO, LIGERO

Solemos aprender por esfuerzo. Nos enseñaron que esforzarse es una virtud en la vida y estamos equivocados al aplicar esta creencia también durante el aprendizaje. Por eso podemos ver a un principiante aprendiendo a ir en bicicleta, a nadar o a cualquier proeza, haciendo fútiles esfuerzos y cansarse rápido.

REDUCIR EL ESFUERZO PARA DIFERENCIAR

El aprendizaje se lleva a cabo a través del sistema nervioso el cual está muy estructurado para detectar y seleccionar desde el ensayo-error el intento más eficaz. Por consiguiente, de forma gradual vamos eliminando los movimientos sin sentido hasta encontrar los componentes acordes al final del esfuerzo en un cuerpo ajustado. Éstos deben coincidir en el ritmo y en la orientación simultáneamente.

En pocas palabras, aprendemos progresivamente a discernir cuál es el mejor movimiento. De este modo, nos damos cuenta de que mover el manillar para girar la rueda de la dirección que solemos caernos, equilibra la bicicleta. O que si movemos despacio brazos y piernas en la dirección en la que se nada y rápidamente en la otra dirección, nadaremos con mayor destreza y rapidez.

«Sentimos las diferencias y elegimos lo bueno a partir de lo inservible, es decir, diferenciamos.»

Moshé Feldenkrais

Extracto de: 

THE FELDENKRAIS INSTITUTE Enseñanza de arte y la ciencia del movimiento humano y la inteligencia física. New York. www.feldenkraisinstitute.com Traducido por Juan Rivas Bedmar con la autorización del The Feldenkrais Institute of New York. Verano de 2013. Aprende a Aprender.