0

Subtotal: 0,00


No hay productos en el carrito.

,,FELDENKRAIS: AUTOCONOCIMIENTO Y SANACIÓN

El Método Feldenkrais es un viaje de autoconocimiento y sanación a través del movimiento que dura toda la vida.

Sanar es recordar al sistema nervioso que todas las partes de nuestro cuerpo están conectadas, relacionadas entre sí, en interacción con el medio y bajo el constante influjo de la fuerza de la gravedad. Es recordar que nuestro cuerpo no está separado en partes, que nuestro cerebro no está separado del medio, que el cerebro modela el mundo a través del cuerpo en movimiento y la experiencia del mundo modela el cerebro.

Sanar es restaurar los patrones naturales y orgánicos de movimiento, sacar fricción y tensión del sistema cuerpo-mente, es liberarse de todo aquello que inhibe e impide a la persona realizar aquello que anhela.

Estas palabras no son baldías. Se transforman en vivencia, en experiencia, cuando la persona, con paciencia y curiosidad va desaprendiendo y reaprendiendo nuevas formas de moverse, de sentir, de pensar y de vivir.

CORAJE PARA SENTIR

El Método Feldenkrais pone aprueba nuestro coraje. Nos desafía para que confrontemos las creencias a las que llevamos apegados toda la vida. Nos muestra de forma rápida y contundente todas las limitaciones que tenemos y que nunca nos paramos a observar, ya que internamente intuimos que si las miramos de frente ya no nos podremos escapar y nos corresponderá de tomar, de una vez por todas, la responsabilidad de nuestro propio cambio.

«Encuentra tu verdadera debilidad y ríndete a ella. Ahí está el camino de la genialidad. La mayoría de la gente pasa su vida usando sus fortalezas para superar o encubrir sus debilidades. Hay unos pocos que utilizan sus fuerzas para incorporar sus puntos débiles, que no se dividen, esas personas son raras de encontrar. En cualquier generación hay unos pocos y son quienes la lideran.» Moshé Feldenkrais

Pero lo mejor es que las clases de Autoconciencia a través del Movimiento nos enseñan que las limitaciones son las semillas de la creatividad y que si reunimos la fuerza y la paciencia para mirar, una y otra vez, nuestras zonas oscuras, la calidad de nuestro movimiento mejorará y, progresivamente, nuestro verdadero potencial comenzará a cobrar vida.

Feldenkrais nos ayudan a abrir lo que está cerrado, a ablandar lo que está duro, a conectar lo que está desconectado.

ATENCIÓN PLENA EN LA ACCIÓN

Gracias al estado de plena atención que se genera durante las clases de Feldenkrais podemos sentir, con mayor profundidad, qué significa estar en el momento, estar presente, estar en calma. Y quizás en ese estado de alerta serena descubramos nuestra propia esencia, la paz que somos.

DESARROLLO DE LA CONFIANZA

Aprender a organizarnos mejor, nos provee de un mejor sostén del esqueleto en relación al suelo, lo que da lugar a una sensación de mayor confianza en la vida.

Cuando confiamos en la vida, dejamos de controlar, los nudos y tensiones se sueltan y nuestro potencial comienza a desplegarse. Entonces reconocemos y sentimos que la vida realmente es un milagro.

Feldenkrais es un profunda «Ciencia del Movimiento» y un verdadero «Arte de Vivir»

Helena Guevara